[Decidido Pt1 – Entre las 2:00 y las 6:00 AM]

2:00 AM, aquella noche no encontraba forma de pegar un ojo, -se sabía decidido,- ya no había razones para permanecer en aquel refugio. De pronto inhaló aire como si fuese a zambullirse bajo un océano oscuro y sin retorno; cogió sus pertenencias, entre ellas los borradores de cuanto poema hubo visto nacer de su mano; observó detalladamente su cuarto, algo más bien como una despedida, a cada rincón, a cada objeto que le acompañó a través de las vigilias de la noche. La luz del día comenzaba lentamente a mostrar su potencia, comenzaba poco a poco a esfumar los pensamientos que cambian de noche, bajo un amanecer que desvanece al amor más puro y a la ira más mortífera que domina a los hombres; de pronto un sentimiento de duda quiso sabotear su decisión y antes de abrir la puerta que daba a la calle volvió su mirada hacia el interior de la casa, al mismo tiempo unos débiles rayos del sol proyectaron recuerdos, pudo ver muchos de los gratos momentos que vivió junto a su familia, momentos que ya no ocurrían hacía muchos años, más bien desde que entró en la adolescencia.
Aquel recuerdo le provocó una sonrisa, agitó su cabeza y recuperó los motivos que le suplicaban el emprender un nuevo camino; cargo su mochila a su espalda y salió del lugar sin dar más chance.
El tren longino* agitaba sus pulmones anunciando su partida, en un par de minutos iniciaría su marcha con destino hacia la vecina patria. Un viaje lleno de hermosos paisajes le esperaba, montañas y desiertos serían las siguientes imágenes que se posarían sobre sus ojos. Desde su mochila sacó una cámara fotográfica, revisó el estado de las pilas y la dejó paciente esperando que la bocina a vapor -típica de los ferrocarriles- anunciara el inicio del viaje.
En plena marcha el lugar se torno conocido, las personas que viajaban junto a él, la claridad del día, la decoración al interior de los vagones –todo-, le resultó extraño y a la vez frecuente el sentimiento de frustración, como si ya hubiese vivido aquel momento. Se cuestionó el constante deseo de ir de lugar en lugar – aunque siempre soñando -, buscando sensaciones extrañas, de la mano del progreso y el éxito, siempre junto a su mochila y a su cámara de fotos. Probablemente estas serian escenas que sólo habían transcurrido a través de su mente y que habían sido ilustradas en las líneas de su imaginación.
Las horas avanzaban débiles y los recuerdos permanecían más de lo habitual, todo era muy ilógico o lógico dependiendo de cómo quisiera interpretar lo que estaba ocurriendo; intencionalmente recordó el contenido de su lastre, abrió su mochila y tomo un álbum de fotos, con un sentimiento de angustia revisó desesperadamente cada una de los registros que colmaban el libro, y para su fortuna las imágenes impresas no albergaban el lugar que había frente a sus ojos. Fueron horas de desesperación, horas que pareció abrazar la locura misma.
La noche ya era plena y su cuerpo pareció desvanecerse, se sintió flojo de un momento a otro por lo que decidió dirigirse a la cabina que había reservado para descansar. Se recostó y se alegró de estar lejos de casa, se alegró por saber que había dado el paso que tantos años le había costado emprender. Recordó cada uno de los lugares y los momentos de su infancia, los rostros de sus amigos y las travesuras que le llenaron el corazón de éxtasis; ¿cómo no recordar su cumpleaños número 10?, fue una fiesta inolvidable, globos de colores por todos lados, los compañeros coreando el cumpleaños feliz, la camotera de los más grandotes, la torta de fiesta, la luces, todo era maravilloso.
Una vez dormido desaparecieron los recuerdos y no hubo más que un sueño profundo, sin paseos, sin nostalgias, horas habitando sobre la misma nada; de pronto un jolgorio alarmante se adueñó del lugar hasta arrancarle el sueño, de un balbuceo insistente parecía distinguir una canción conocida, abrió sus ojos y ante el impacto visual se los restregó, se volteó y miró hacia el cielo, se rió de si mismo…6:00 AM indicaba el reloj y todos a su alrededor cantaban “cumpleaños feliz – cumpleaños feliz”- era su cumpleaños … su cumpleaños número 10.
*”Hasta su desaparición en 1970, el Longino recorría la pampa nortina, desde Santiago a Iquique y desde esta última hasta Bolivia”
Escrito por Jorge Eduardo Rojas
Domingo 17 de febrero; 03:55 AM

2 comentarios en “[Decidido Pt1 – Entre las 2:00 y las 6:00 AM]”

  1. Como anteriormente decia (antes de que se cerrara esta cosa ¬¬)me intriga mucho que la gente pueda expresarce mediante este medio, escirbiendo, inventando o quizas modificando experiencias, sueños, etc.y lo interesante es que me intriga porque es una cosa que a mi me cuesta mucho, me pasa que escribo dos lineas y ya lo dije todo…pero bueno, cada uno con lo suyo..yo pasaba a saludar, que estés muy bien!chao

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.