Archivo de la categoría: Shows en Vivo

El adios de Ozzy Osbourne

El conocido como príncipe de las tinieblas ha anunciado que si bien seguirá activo, no hará más giras mundiales y solo estará presente en algunos festivales en Estados Unidos y Europa.  Si bien el maestro del espectáculo metalero podría incluso volver a meterse al estudio, lo más probable es que en Chile y Sudamerica no podamos volver a verlo en vivo.

Sin embargo, en un mundo paralelo muy cercano, el “Tour de despedida” comienza a ser un discurso un tanto trillado y del cual han abusado varias bandas clásicas de la escena rock, incluyendo a Black Sabbath quien tras anunciar su retiro sumará al mismo Ozzy Osbourne como miembro original para girar en despedida.  Podemos culpar al de siempre, al manager que sólo busca rentabilizar las giras.  La amenaza de una despedida es un “match point” a la hora de llenar los estadios y recintos donde se presentan estas bandas, tal ha sido el caso de Scorpions que incluso llegó a repetir la gira del adios debido a su éxito.  Meses más tarde se metieron al estudio y volvieron a grabar.  El disco, el discazo que sacaron es cuento aparte.

Pero vamos al punto, Ozzy anunció que dejará de hacer giras y ante magno aviso, el tour no podía ser menos y tuvimos la suerte de verlo junto al brillante Zack Wilde, quien es para muchos el guitarrista de la mejor época de Ozzy, al menos comercialmente hablando.  No olvidemos que de manos de Zack se grabó el disco No More Tears. Pedazo de disco, mi disco favorito de Ozzy y unos de mis favoritos del metal.

Martes 8 de mayo, el movistar Arena estaba repleto, creo que solo podían entrar unas decenas más en el sector sur poniente de la cancha, lugar que estaba bloqueado por la muchedumbre que atestaba el único acceso a la pista principal.  Estimo cerca de 8.000 personas.

Ubicado en la platea alta, sentado, esperando tranquilo, con buena vista y recordando los años en que me metía a la cancha a vacilar en cada recital, hoy no me da para tanto, y me excuso en que prefiero las ubicaciones que me permitan ver y disfrutar de un show.

Se apagan las luces y un bombazo de entrada, comienza a sonar Bark at the Moon, en medio de la oscuridad aparece Ozzy con una chaqueta larga al más estilo drácula, salvo que en esta ocasión de color morado brillante.  El arena estalla, todos cantan y los headbunger’s se apoderan de la cancha.  Continua con Mr. Crowley y queda claro que tendremos una noche potente y sin descanso, no hay tregua con la próxima canción, se trata de I Don’t Know un temazo de la época de Randy Rhoads.  Está última canción me genera mucha nostalgia porque fue uno de los temas que más tributamos en Hijos de la Cebada, una de las bandas que tuve y en la que cantaba, o sea, cuando me creía Ozzy xD.

La fiesta no se detiene y trae consigo harto de lo clásico, suena Faries Wear Boots de Black Sabbath, los más nostálgicos de la época se la cantan toda, los demás escuchan y es que hay cierta división entre las épocas de Sabbath, deberíamos suponer que los presentes tienen preferencia al vocalista que tienen enfrente, sin embargo, si de Black Sabbath se trata hay un grupo importante que no sólo prefiere sino que venera los discos con Ronnie Jame Dio.

Zack Wilde se impone de manera perfecta y fiel a su estilo, a su sonido, a ese armónico en la guitarra que hace que lo puedas reconocer aunque interprete cualquier canción.  Suicide Solution, No more Tears y los más rockeros entre quebrados y emocionados parecen estallar, viene Road to Nowhere con ese arpegio y un sonido con la sutil distorsión que Zack no logra a través del efecto de su pedalera sino que a través del touch de su mano derecha.  Dios tocando guitarra.

Otro clásico de los Sabbath, War Pigs es la canción que nos marcó como generación, es la canción que todo guitarrista tocó o intentó tocar alguna vez, en el contexto, un riff tan chacreado como Smoke on the Water de Deep Purple. 

De pronto las luces se centran en el guitarrista, baja del escenario y se acerca lo que más puede al público, de una nota puente comenzó a tocar un solo, fue brutal, fue un paseo entre 4 tracks fenomenales, entre ellos, y aunque todos deseamos que fuera tocado de manera íntegra incluía Perry Mason.  Zack Wilde debe ser uno de los más talentosos de la época y lo que es más importante, deja un registro único en cada interpretación, algo que personalmente considero que lo hace auténtico y único.

Lo que vino a continuación fue el espacio propio del hombre de los tarros, aunque pese a su empeño y talento, no hace ni sombra a lo visto en los minutos previos.

La historia del último show continúa, Flying High Again y el público hace honor a la canción, Shot in the Dark, I Don’t Want to Change the World, Crazy Train este último es uno de los tracks esperados por la gallada, se nota y se siente como se canta a todo pulmón.  Ozzy comienza a anunciar el adiós del escenario nacional, por suerte es breve y los roddies hacen ingreso al escenario con una guitarra acústica posada sobre un atril, Zack vuelve a pisar el campo de batalla y comienza a sonar el intro de una de las canciones más emotivas del heavy metal, Mama I’m Coming Home y me la juego al decir que la mayoría de los presentes se emocionó, influenciado además por el feeling del solo de guitarra, es un momento para volar y dejarse llevar, termina la canción y Ozzy grita ¡una última canción! se trata de un temazo, es Paranoid, el ultra-mega-archi clásico de Black Sabbath…

He tenido la suerte de ver 4 veces a Ozzy Osbourne en vivo, incluido este show y la verdad es que sigue siendo genial y potente, un viejo lleno de onda y fuerza, parece un enfermo loco, desquisiado…parece a OZZY.

 

EN VIVO

A días del lanzamiento mundial del último registro EN VIVO de los Iron Maiden no puedo no dar mi testimonio de lo que fue, de lo que viví en esta última gira de la doncella.

Lo que hace el fanatismo

Partida doble y en adelante todo doble, las experiencias, las emociones, las canciones coreadas, los golpes recibidos en la cancha caliente, la suerte de estar a metros de los rockeros más grandes de todos los tiempos.

Iron Maiden en Argentina

The Final Frontier World Tour fue presentado el día 8 de Abril 2011 en la cancha de Velez Sarsfield, en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.  Tuve la suerte de estar ahí coreando junto a los hermanos argentinos cada una de las canciones del set list, un show profundo que mostró varios de los temas de su último disco de estudio “The Final Frontier”, pero que no dejó de lado los clásicos, esas canciones que más bien son un himno del heavy metal como lo son: Two minutes to Midnight, The Trooper, Fear of the Dark entre otras.  Fue especial estar en  el extranjero viendo a mi banda favorita y más aún porque en 2 días más se presentaría en mi país y obviamente también estuve vibrando con el repertorio ya hecho realidad. Lo del viernes fue un sueño, lo del domingo fue pura pasión.

…y ahora en Santiago

Domingo 10 de Abril de 2011, Estadio Nacional, Chile.  Comienza el show y espontáneamente surge un grito, un Oooooooh desde alma y de pura emoción, de lo impresionante que es ver y oir a la doncella, es una energía que venida de amplificación y sonido como siempre impecable, te sorprende una y otra vez de la calidad musical de cada uno de la Maiden.  Previo al show junto a mis amigos nos ubicamos en el sector cancha, en la guerra, a buscar una babita de Bruce Dinckinson y para eso hay que estar muuuuuuy cerca y ese fue el objetivo, en algunos momentos se hizo posible, salvo cuando luego una avalancha humana de 50.000 fans que  pretendían el mismo sueño lo tornaba imposible, estar ahí a metros del escenario, casi sin poder respirar debíamos retroceder un busca de un minúsculo espacio donde se pudiera recuperar el aliento después de tanta lucha brutal, por estar lo más cerca de estos héroes de la música, te sientes deshidratado, estas sudado hasta los mismos calconcillos y sigues ahí saltando, cantando, levantando la mano para saludar a Dickinson, o a Harris que en varias ocasiones parecía haberte estado mirando; debo ser uno de esos fans que a ellos les gustan; en reiteradas ocasiones la banda a dicho que sus fans favoritos son los latinos y es algo que quedo en evidencia pues han decidido editar y lanzar el show de Chile.  Para quienes estuvimos ahí, sabemos que este es un regalo que los Iron Maiden nos han dado a los fans chilenos, por nuestra pasión, por nuestra paciencia, por ser un público que vibra todo el show, que canta y salta desde la primera estrofa hasta que se apagan las luces y ya no hay espacio para un nuevo BIS. 

Atado estoy, ansioso estoy esperando que llegue el 26 de marzo para tener en mis manos la placa que inmortaliza la pasión del público chileno,Iron Maiden EN VIVO, Live At Estadio Nacional, Santiago.

Monsters of Rock

Martes 1 de Abril

18:15 hrs y a 1 hora de haber salido de la oficina, estaba al interior de la Pista Atlética frente a ese escenario que hace vislumbrar lo que se viene, la corbata estaba guardada y la polera rockera me ayudaba a trasladar mis pensamientos y sólo pensar en Rock y Guitarras.

18:30 era el turno de Black Label Society, la banda del gran Zack Wilde, quien más tarde volvería a subirse al escenario junto al mismísimo Ozzy. Black Label Society dejo claro porque los invitaron al Monster of Rock, un Hard Rock con tendencias “country”, muy americano el estilo, pero a pesar de ello muy bueno, las canciones tienen onda y los músicos que acompañan a Zack saben muy bien lo que hacen y saben muy bien a quien tienen al lado.

20:00 las luces se vuelven a apagar …. Korn la banda más odiada por el público presente hizo temblar el estadio … obviamente hubo miles de fans que sólo estaban ahí por ellos y se encargaron de que la banda notara su presencia; para mi gusto los cabros son re buenos, tal vez no era la banda indicada para continuar el show, pero dieron un excelente recital, vacilé harto con su Agro/Metal … mis respetos a Korn.

21:30 el príncipe de las tinieblas se hizó presente, el recinto parecia derrumbarse ante la potencia y el excelente sonido. Un sueño hecho realidad, estar frente al maestro …. ah! como siempre pegado a las rejas de protección, a centimetros del gran Ozzy Osbourne. Un barrido con grandes canciones … me las cante todas, me emocioné con Bark at the Moon y Mama, I’m Coming Home, me volvi un energumeno con Mr.Crowley y transforme en una bestia mientras cantaba I Don´t Know al igual como lo hacía en mi ex banda – Hijos de la Cebada, donde me las daba de Ozzy.

Que gran show!! junto a Zack Wilde, Ozzy hace de las suyas y con 60 años este viejo la lleva … no hay dudas de ello.

Un sueño cumplido … Un momento genial … Un show inolvidable ….
Dream Theater, Iron Maiden y ahora Ozzy Osbourne me han hecho recordar que soy un rockero y ser rockero es ser joven ….

JojorGe

Iron Maiden en Chile

No hay palabras, no hay gestos, ni grupos que le rindan tributo, simplemente son ellos, es simplemente la Doncella de Hierro, los Iron Maiden…sólo reverencias para estos dioses del Heavy Metal.
28.500 personas repletaron el recinto, a las 19:15 Lauren Harris (hija de Steve Harris – bajista de Iron Maiden) encendió los parlantes y a los fieros asistentes; me separe de mis compañeros por razones obvias e inevitables, con ello inicié mi camino, mi meta se tenía que cumplir … tenía que llegar a las rejas de protección frente al escenario.
Las luces se apagaron a las 20:25 hrs., el lugar estalló en locura, al sonar “Churchill’s Speech” el intro de Aces High el mundo pareció explotar …. los fans entre ellos yo vimos partir nuestra fiesta, saltabamos, gritabamos, coreabamos cada una de los himnos metaleros presentados por la Doncella, luego fue el turno de Two Minutes to Midnight y la cosa ardía, poco a poco me abría paso, entre codazos, gente pisándote desde las canillas hasta los mismisimos pies, forcejeos y cualquier gesto brutal imaginable estaba ahi presente, no había dolor, sólo emoción y un objetivo determinante.
Un show de lujo, único entre los más grandes, un escenario que intimidaba a cualquiera, un set de Eddies acompañaban cada una de las canciones, las luces, la puesta en escena de cada uno de estos Maiden … todo espectacular.
Fueron y aún son muchas las emociones que se posaron sobre mi luego de volver a ver a los Maiden en Chile, cada vez más cerca, intentando inmortalizar cada momento con mi cámara fotográfica, todo era perfecto y en sí una locura … como dice la canción “Can I Play with Madness” del disco Seventh Son of a Seventh Son, y vaya que lo hago bien … atravesé cada uno de los caminos que me llevó a la locura, jugue, canté y me emocioné en ella.
No soy digno de seguir, mis palabras no tienen la capacidad y como dije al inicio … no hay palabras ni gestos, simplemente son ellos.

Les dejo unas fotos que capturé, ahi en la reja de protección, a centimetros de los Maiden … recibiendo las babitas del mismisimo Bruce Dickinson.

Iron Maiden es

  • Bruce Dickinson – Vocals
  • Steve Harris – Bass Guitar
  • Dave Murray – Lead Guitar
  • Janick Gers – Lead Guitar
  • Adrian Smith – Lead Guitar
  • Nicko Mc Brain – Drums

Santiago – Pista Atlética; 9 de Marzo de 2008

PD: Tal vez no todos lo saben … pero el avión Boing de Iron Maiden – “Ed Force One” es piloteado por su vocalista … son grandes o no ¿?

Dream Theater – Arena Santiago

Este ha sido mi día perfecto…

1 de marzo, 18:30 horas, ingresamos al recinto con mis amigos Charango y Pancho, estos cabros querian estar sentaditos viendo el recital y yo parecia león enjaulado, iba de lado a lado, hasta que los convencí y bajamos hasta la cancha.

El show comienza, Constant Motion de su último disco Systematic Chaos fue el encargado de hacer estallar el lugar; fue tanta la fuerza que sacaron al arrancar el show que no lo pensé 2 veces, tenía que llegar hasta las barreras y estar frente a ellos, a metros, centimetros y lo logré -está foto y otras tantas son la evidencia-, y así se vino un recorrido por la discografía, retocando y reviviendo muchas canciones … como unen las canciones!!, de la nada estaban tocando otra canción …. incluso tocaron unas piezas de Pink Floyd y Marillion -como si estos cabros supieran que son también mis bandas favoritas-.
Un show espectacular, un sonido perfecto, al más estilo Dream Theater, únicos y con un estilo inimitable, perfección a todo evento, músicos con clase, poseedores además de una energía que contagia hasta el más débil …. los amados y odiados Dream Theater, en fin, todo fue espectacular, dificil de olvidar…un día que jamás olvidaré, ha sido mi día perfecto …

Gracias dios del rock por traernos a estos monstruos del rock, monstruos del Progressive Metal
Hasta la próxima
JorGe