Archivo de la categoría: Discos

Ríndanse terrícolas – Chancho en Piedra

Si hay un disco de Rock en español y de músicos chilenos que me ha marcado y me ha acompañado a través de los años es el “ríndanse terrícolas” de los Chancho en Piedra.  Un disco sólido con un contenido musical exquisito y con unas letras muy ad hoc a su época, letras que por lo demás parecen haberse escrito en el presente, son frescas, divertidas y muy auténticas.

Sin embargo, las razones que hacen de este disco algo especial, pasan por una experiencia personal … de las mejores por lo demás,  más allá de todos los atributos que mencioné y todos los que omito sin querer en este post.  El verano del año 1999 se realizó un recital a todo dar en la ciudad de Melipilla, se le llamo “Rockalan”, tocaron bandas locales, amigos por no decir -todos, los platos fuertes eran Los Tetas y los Chancho en Piedra.  Ese día tuvimos la suerte de compartir un día completo con la banda.  Por aquellos años tocaba guitarra en la banda de Luigi Yancoli (ex-Panzer), se suponía que tocaríamos y teníamos un show preparado, pero ese día a mi amigo Rock Star (es una larga historia), se le puso que yo no estaba preparado para tocar y me dejo abajo jajaja, fue un día medio frustrado, pero no por eso me iba a bajonear.  Vi desde lo más cerca a las bandas y cuando salieron los “chancho” fue genial…no daba créditos de ver una banda tan buena, con un sonido tan pro y con una onda que te dejaba muy entusiasmado.

Desde entonces y por años, suelo escuchar el disco, es casi anecdótico que Yakuza es una de las canciones que mas tarareo en mi día a día.

Volviendo al disco, se trata de una obra de grueso calibre.  Musical y técnicamente hablando, las mezclas son perfectas, los acompañamientos que lleva el disco, grabaciones que simulan intervenciones galácticas con sonidos añejos, un sonido  maciso y unos acordes demasiado pegajosos.

La banda que este año vio irse a uno de sus fundadores (Pablo Ilabaca), decicio celebrar los 20 años del lanzamiento de este disco y esto además de ser genial, es un: “cresta que estamos viejos”.  Obviamente tenía que ir y acompañado de Bruno mi hijo, quien después de tantos años escuchando mi música esta banda no hace la excepción y se conoce las canciones y mi bella esposa, que es una nueva fans de los “chancho”.

Domingo 14 de octubre y un repleto Teatro Caupolican, un escenario semi-central que no dejo de ser una apuesta, pero que sin duda brindo más cercanía con la banda y el público.  El repertorio no necesitaba anuncio y se le agregaron algunas canciones extras que hicieron que la velada superara las 2 horas.  La banda como siempre mostrando mucha energía y buena onda arriba del escenario, quizás el único punto negativo es que al menos desde la tribuna izquierda no se oía muy bien la voz del Lalo (voz principal o secundaria, esto no me queda muy claro, porque Felipe canta en “casi” todas).

Chancho en Piedra
Ríndanse terrícolas 20 años

Los presentes cantamos y disfrutamos de una gran noche, fue genial y no puedo pasar por alto este disco y este evento, que me disculpen los “chancho” por haberme demorado tanto en terminar esta nota, nota que quizás nunca lean y que quizás no les hace ni la mitad del honor que merecen.

Pero a quien lea este post lo invito a escuchar el disco, les aseguro que les cambiará el día (el oink), quizás la vida…obviamente para bien.

Marillion – Unplugged at the Walls

El disco desenchufado de los británicos que pronto celebrará su cumpleaños número veinte.  Un disco íntimo, al menos esa fue la intención de la banda, ya que ofrecieron tocar en un pequeño restaurant de Inglaterra el día 25 de junio del año 1998, sólo por diversión, para comer gratis y beber un par de cervezas.  Como todo rumor, voló y rápido.  Esa noche, el local se repletó de fans que pudieron cenar y disfrutar de su música favorita en vivo.

Es importante tener claro que por aquellos años, la banda llenaba estadios con audiencias sobre las 80.000 personas por toda Europa y Estados Unidos.

Reconozco que se me hace difícil ser objetivo con los músicos y música, ya que a mis casi 40 años, reconozco que Marillion está dentro de mis 3 bandas favoritas.  Los he visto 6 veces en vivo, y sólo el año pasado tuve la suerte de verlos 3 días seguidos en el  “Weekend”, show de 3 días (viernes, sábado y domingo), con canciones distintas cada día, donde además tocan sólo canciones pocas veces interpretadas en vivo, es decir, no hay hits, ningún día, shows sólo para fanáticos, que en Chile agotó las entradas del Teatro Caupolicán.

No solo para mi es una agrupación de vital importancia para el rock, la revista Classic Rock los situa dentro de las 50 mejores bandas para ver en vivo.  Por algo será.

El unplugged at the Walls es un disco romántico, sigo insistiendo con la intimidad, con los sentimientos que se derraman a través de un acorde, a través de una voz cautivante y envolvente como la de su vocalista Steve Hogarts.  Con un romanticismo hacia la vida, a las bellezas que nos rodean.  No es casualidad que la canción que da comienzo a la sesión sea la tercera del albúm Afraid of Sunlight, Beautiful.   Suena obvio, pero es fabuloso que una canción que hable de la belleza, sea además una belleza.

Este disco tiene algunas sorpresillas, como por ejemplo la versión covers de Radiohead, Fake Plastic Tress, del disco The Bends (1995), un tema maravilloso, poseedor de unos paisajes a veces desgarradores y de mucho sentimiento.  Imagino que los también británicos debieron estar felices de que los maestros hayan tocado su canción en una cita tan única y sencilla.

La otra sorpresa es el también covers Abraham, Martin and John de Marvin Gaye, con una versión un tanto más extensa a raíz de la introducción que hace Steve Rothery en unos hermosos arpegios en la guitarra.

Imagino que a propósito del aniversario es que Spotify lo subió a su aplicación de Streaming y ahora se puede escuchar de manera íntegra.

Para sentarse a escuchar con calma, idealmente con headphones (audífonos de los grandes).  Un deleite, un placer escuchar la buena música.

Firepower – Judas Priest

El próximo año, Judas Priest cumplirá medio siglo de vida, aunque sea redundante, ¡es toda una vida! más años de carrete que la mayoría de nosotros y viviéndola como verdaderos Rock Stars.

Hacen mérito de lo dicho haciendo lo que saben hacer, buena música.  El 9 de marzo recién pasado los británicos lanzaron su álbum número 18, un disco sólido, que posee un gran sonido y por sobre todo se mantiene fiel a su estilo.

En este análisis quise detenerme a comparar su primer trabajo en estudio, el Rocka Rolla (1974) versus el nuevo llamado Firepower.  Las diferencias son tan notorias que a mi juicio, considero que la banda no se formó con la intención de hacer metal, sino que sus inicios fueron parte de la corriente hard rock.  De hecho las guitarras de su primer trabajo suenan con una fuerte influencia en Jimmy Hendrix.  Lo anterior, podría deberse a que Rob Halford no participó en la composición del disco, pues se había integrado a la banda el mismo año del lanzamiento.

Firepower

El nuevo disco hace un eco impresionante de lo que es la banda y la influencia que ha generado al menos en los últimos casi 40 años, desde el lanzamiento del British Steel.  Firepower es un disco de 14 canciones con una hora de duración, todas las canciones son potentes, casi no hay descanso en la rítmica desenfrenada y en la vocalización profunda y agitada de su vocalista.

Side Back Disco

Pero no todo ha sido color de rosas en la grabación del disco, ya que han debido sopesar las grabaciones sin uno de sus guitarristas. Glenn Tipton miembro fundador padece parkinson y si bien es un grado menor, no le permite ejecutar el instrumento con la velocidad que necesita.  Es por ello, que el mismo músico le pidió al talentoso productor Andy Sneap que fuera el responsable de reemplazarlo.  Sneap accedió a la solicitud de su amigo y no sólo en el estudio, sino que también en la gira promocional.

Un dato algo freak, me llamó la atención, la similitud entre el riff de Lone Wolf con la canción 2×4 del disco LOAD de Metallica, la diferencia es el comienzo de ambos tracks, el primero comienza con un arpegio para luego continuar con un riff como digo, que suena bastante familiar.

The Number of the Beast – Iron Maiden

Hablar de discos influyentes se torna algo complejo, como todo, pasa por los gustos, las sensaciones y las tendencias al momento de su lanzamiento.

The Number of the Beast te libera un poco de lo anterior, un disco macizo, que en definitiva no sólo transformo a la banda, sino que marcó un antes y un después en la escena heavy metal.  Lanzado un 22 de marzo de 1982, producido por Martin Birch es el tercer disco y en lo personal, considero que el más importante de Iron Maiden.

Con esto no quiero ni pretendo quitar mérito a sus trabajos precedentes ni posteriores, sino que la concepción de hacer música y shows en vivo sufrió un cambio importantísimo y vital.

En este disco se produce el debut de Bruce Dickinson en la banda.  Poseedor de una voz potente, del tipo tenor dramático, voz que reluce los tonos graves y la octava central.  El vocalista está considerado dentro de las mejores voces del género y del rock en general, compartiendo podio con Freddie Mercury e Ian Gillan.  Pero no sólo posee una voz poderosa, su carisma e interminable vitalidad hacen de los shows de la banda una verdadera fiesta, algo que después de 36 años sigue intacto.

El disco en su versión original consta de 8 tracks, sin embargo, en la edición japonesa existe un noveno track llamado Total Eclipse.  Esto se debió a presiones del sello discográfico (EMI) a no editar un disco demasiado largo en el Reino Unido ni en Estados Unidos, por lo que Steve Harris (líder y fundador) tuvo que decidir entre incluir dicha canción o Gangland, siendo este último el considerado para el lanzamiento del disco.  Finalmente el año 1998 Iron Maiden remasterizó su material de estudio y aprovechó de incluir a Total Eclipse dentro de las canciones del álbum.

El 12 de febrero de 1982 se lanzó el primer single en las radios, fue así como Run to the Hills se coló rápidamente entre los Top 10 del UK Singles Chart.

Los tracks

  1. Invaders
  2. Children of the Damned
  3. The Prisoner
  4. 22 Acacie Avenue
  5. The Number of the Beast
  6. Run to the Hills
  7. Gangland
  8. Total Eclipse (Edición Remasterizada)
  9. Hallowed by the Name

La importancia del álbum

Tal vez lo más importante sea la mera definición del género, del Heavy Metal en sí.  El disco entrega de comienzo a fin un sonido potente, con bases rítmicas dominantes y galopantes.  Con el tiempo vimos como esta rítmica se transformó en la esencia del metal.

Por otra parte, la vocalización de Dickinson hace que la voz ocupe un rol crítico tanto en la ejecución de los coros, como a lo largo de cada canción.  La fuerza y el dramatismo de su voz caracteriza de manera perfecta un canto tipo ópera romántica, al más estilo de Giuseppe Verdi.  ¡Parece loco, pero es así!

Smell the Roses – Roger Waters

¿Sequía de ideas?

Roger Waters en 25 años no editó ningún disco de estudio, para revertir un tanto la crítica, a comienzos de este año se decidió por un nuevo trabajo del cual hoy podemos escuchar el primer “single” (Smell the Roses).
Mi opinión es que parece que el genio sigue encerrado porque el track suena muy pasao` a la canción DOGS del disco Animals, lanzado al mercado a comienzos del año 1977, es más tiene pasajes casi idénticos, particularmente en atmósferas psicodélicas que tan bien sonaban en los 70`s.  La canción en sí es muy Floydiana, una base rítmica que marcó el sello de la banda, lo que de seguro dejará felices a los más románticos y fieles seguidores.  Su voz aunque un tanto desgastada, mantiene el carácter tan pragmático que siempre tuvo Waters.
Me pregunto que motiva al genio (porque es un genio, eso jamás lo cuestionaría) a meterse al estudio y componer, sabiendo que viene de una sequía compositiva a lo largo de los años.  ¿Será la presión de ver que su ex colega David Gilmour viene cosechando éxitos a nivel personal hace ya varios años, lo que ha incluido giras mundiales a estadios llenos, lo que incluyó su paso por el Estadio Nacional en Chile?
Podría pensar que no, ya que el hombre hizó lo que tenía que hacer e inspiró a innumerables bandas más jóvenes y que también se hicieron un espacio en el mundo del rock, como también ha inspirado a miles de personas comunes como cualquiera a lo largo del tiempo, de los cuales soy uno de los que se siente muy identificado.

Las giras de Waters

Ha hecho giras mundiales tocando discos de PinK Floyd de manera íntegra, lo que también lo ha traído a Chile en un par de ocasiones, siempre a estadio lleno y con un público que le sigue en el tiempo.  Sin embargo, el rol del ego es importante y no deja mucho espacio a tolerar la crítica.  Waters en el tiempo debió no sólo lidiar con sus trastornos personales, con 4 matrimonios a cuestas, sino que también con sus ex compañeros, quienes siguieron con la banda y con el nombre pese a los esfuerzos que este hizo para que esto no ocurriera.
En definitiva, si bien podría ser innecesario, acá tenemos a uno de los fundadores de una de las bandas más influyentes en la escena rock, particularmente en la sicolédica, presentándonos un nuevo disco, demostrándo que aún le queda pasta, aún tiene ideas e incluso material que nunca termino en la era de oro.
Dejó el link con el audio del nuevo track

Eso eso #MomentoBadulaque