El día en que muera

El día en que muera

El día en que muera espero sonreír, aunque la muerte me lleve por sorpresa, aunque se presente cuando ya no goce de plena consciencia, aferrado a la nada pero navegando a través de un océano infinito de bellos recuerdos, de momentos de integridad espiritual y emocional, suspirando por aquellos suspiros que me regaló el amor, fascinado con tanta sorpresa que me presentó la vida y que de momento, tal vez no supe comprender.

El día en que muera deseo ver las huellas, mirar atrás y contemplar la vida de aquellas personas a las que les obsequie al menos una sonrisa, aquellos que fueron felices conmigo y que se sintieron importantes con mi atención; no importa cuantos sean, no importa que tanto influí en sus vidas, sólo quiero saber que ese granito surtió efecto, con una mirada, con una sonrisa…una dulce sonrisa.  Mientras escribo reflexiono acerca de las bellezas de la vida me pregunto: ¿seremos conscientes que lo más hermoso que poseemos es la capacidad de sonreír?, ¿que el mejor regalo que podemos entregar es una sonrisa sincera? una sonrisa de lado a lado, sin prejuicios, ni ataduras.

El día en que muera quiero volver a ver a todas esas personas maravillosas que me dieron su cariño, a todas esas personas que sin esperar nada a cambio, hicieron para mi un gesto amable, un gesto de cariño, un gesto de amor.  Quiero ver una sonrisa en sus labios, deseo que gocen de la vida y que la vid les bendiga con muchos años de felicidad y plenitud.

El día en que muera quiero encontrarme con los que se fueron antes y que tanto hube de extrañar, para decirles todas esas cosas que no les dije cuando respirábamos, cuando merodeábamos por la vida terrenal.  Quiero abrazar nuevamente a mi cachorro, a mi amigo, a mi hijo perruno; de seguro sabrá cuanto lo he extrañado, y quizás también sabrá cuantas veces lo he llorado.  No lo veo, pero lo siento cerca mío, todo el tiempo y sin importar donde me encuentre.  Lo llevo tatuado en mi pierna izquierda, caminamos juntos, recorremos la vida juntos, sé que me escucha, sé que me acompaña en esos momentos en que la vida se vuelve un poco más hostil que de costumbre.

El día en que me muera quiero hacerlo sabiendo que cumplí mi misión, que cumplí la tarea y soy digno de escalar a un próximo destino.  Quiero morir sabiendo que se viene un encuentro, que hay una fiesta y el lugar es el infinito.

El día en que muera quiero iniciar el mejor tour de mi existencia, detenerme sin apuro a contemplar las estrellas, tal vez contarlas -porque en vida lo he intentado un par de veces y siempre he hallado excusas para abortar el objetivo-, excusas como lo rápido que pasa el tiempo, o porque perdí la cuenta por no estar del todo concentrado, por haberme instalado en un campamento lejos de la ciudad y me empalado en frío o quizás porque tuve miedo a la oscuridad permanente, al silencio de la noche a solas, en medio de la nada y del todo.  Quiero que el tour sea sin apuros, sólo un viaje de ida, sin un retorno anunciado, quiero volar, navegar, reír…

El día en que muera quiero ver su rostro, quiero conocer al que tantas veces suplique, al que tantas veces me encomendé.  Quiero ver su rostro para agradecerle, para pedirle una vez más, pedirle que un descanso eterno, un descanso que me permita seguir.

Hay veces en que me pierdo en mi propio mundo, en las banalidades que me descolocan y en las complejas interpretaciones del sentido absoluto de la existencia.  Hoy mientras estoy vivo, -lucho a diario por ser digno-, por gozar de esa vida plena, por sonreír, por ser feliz y esperar tranquilo ese día especial, el día en que muera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.