Cristo-Hombre, Cura-Hombre, Hombre-Hombre

Fuente de unión, fuente de sacramentos, fuente de paz y misericordia; senda hacia el perdón, hacia la vida eterna.  Materialmente amparada por la religión, divinamente hallada solo en la fe.
Lo divino no es el anillo de un Papa, no es el rostro de Cristo, ni las sagradas escrituras, no es el mensaje de Mahoma o la meditación que promueve el Dalai Lama; lo divino es más sencillo pero más complejo a la vez: fe.
No son palabras mías, se las robe a Martín Lutero para repetirlas incansablemente dentro de mi corazón, para proteger mis convicciones, para luchar por mis sueños.  Con esto no me declaro Luterano, sólo recojo su mensaje de justificación a través de la fe.
Cristo es lo más cercano al Padre, es el carisma y fortaleza que nos acompaña día a día a enfrentar los diversos y muchas veces hostiles caminos de la vida.  Cristo es ejemplo de amor, de entrega, es el modelo a seguir.  Lamentablemente no conocemos en detalle lo que fue su vida, seguramente hay fragmentos trascendentales y que han sido olvidados, omitidos y escondidos por quienes han tallado su vida a través de los tiempos.

Quizás sea posible lo que nos presenta Dan Brown en su novela “El código Da Vinci”, donde se muestra que Cristo estuvo casado junto a María Magdalena y tuvieron descendencia.
En este supuesto es donde me detendré y centraré estas líneas: Cristo-Hombre, Cura-Hombre, Hombre-Hombre.  Sin cuestionar los estampes bíblicos, sino que más bien abrir una posibilidad que se presenta en el momento oportuno.

Cristo-Hombre

Desde lo más simple a lo más divino Cristo nace como hombre y muere como tal, desarrolla su vida entre nosotros y en este mundo su divinidad emana sólo de sus palabras y de sus actos, algo que no tiene porque privarlo de tener necesidades, de buscar amor más allá del meramente espiritual, y que en definitiva, es muy natural que haya tenido su compañera, su mujer.

Cura-Hombre

Los curas al igual que Cristo nacen como hombres y mueren como tal, y el mero hecho de unirse al apostolado no les otorga una potestad espiritual superior o cierta divinidad, sino que siguen siendo hombres, con debilidades y fortalezas, con sueños y frustraciones, como tampoco están ajenos a desear el amor en su sentido más extrovertido, ese amor que arranca las ilusiones de los hombres y nos une al sexo opuesto.

Hombre-Hombre

Tanto Cristo como los curas que buscan ser los representantes vivos del primero, están en sintonía con todos aquellos hombres dispersos por el mundo y que son poseedores de buenas acciones, buenas intenciones y una espiritualidad superior, sin que para poder ejercerla deban estrictamente hacer votos de castidad y tener que renunciar a su sexualidad entendiendo de que esta se trata de algo tan natural como la necesidad de creer en un ser superior.

La pregunta es: como promover la fe, como mantenernos aferrados a la voz de Cristo y al mensaje de Dios? Como hacer de la palabra del Padre una palabra permanente?
Como mantener la fe a través del tiempo?

En definitiva los hombres de fe no requerimos que quien nos lleve la palabra del Padre sea casto y menos aspirante a la santidad, sino que lo importante es que sea un poseedor de espiritualidad y fe incorrompible, que posea la virtud de enseñar los verbos y nos acompañe en la oración en cada liturgia y en cada sacramento eclesiástico.
Escribo estas líneas en momentos en que la iglesia católica chilena atraviesa por un crisis sacerdotal, primero por la falta de seminarsitas y segundo y más grave por la cantidad de abusos sexuales contra menores cometidos por curas.  La crisis es de la iglesia, espero de todo corazón que tengan la capacidad de distinguir que lo importante no es el cura, sino la fe, fe que debe promoverse a través del verdad. 

Fuente de unión, fuente de sacramentos, fuente de paz y misericordia; senda hacia el perdón, hacia la vida eterna.  Materialmente amparada por la religión, divinamente hallada solo en la fe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.